Algunos aspectos sobre la Lactancia Materna (1)

lactancia materna

La mujer no amamanta a su hijo, sino al destino. (Paavo Haavikko)


Dar el pecho después de parir a nuestros hijos debería ser normal, ni siquiera debería ser un planteamiento o una opción, pero en la sociedad en la que vivimos desgraciadamente lo es…Hoy en día la mujer debe poner en una balanza que es lo mejor para su bebé y qué es lo mejor para que ella pueda criar a ese bebé, por lo que si tras una deliberación informada, meditada y consciente, la decisión es la de optar por otro tipo de alimentación que no sea la materna, será una buena decisión.

Como, Comadrona, profesional sanitario formado específicamente para fomentar el proceso reproductivo y de crianza de la forma más fisiológica posible, no os voy a negar que mi opción primera es la de lactar y debo informar sobre ello y ayudar a que de la mejor manera posible se pueda instaurar y se lleve a cabo el mayor tiempo posible (al menos esos 6 meses que promulga la Organización Mundial de la Salud-OMS), siempre desde el respeto a las mujeres que deciden hacer lo contrario, porque al fin y al cabo son ellas las responsables de los cuidados y crianza de sus hijos.

Tras esta larga introducción cuyo objeto es intentar no herir susceptibilidades ni generar sentimientos de culpabilidad, he de deciros que la leche materna contiene los nutrientes necesarios para el bebé en particular y que ninguna otra leche puede ofrecerle.

Se están realizando estudios que demuestran sus efectos a largo término en la salud previniendo enfermedades infantiles y adultas, así como diferencias a nivel emocional y afectivo e intelectual, pues entre otros, contiene Taurina que ayuda a un correcto desarrollo del sistema nervioso.

Hay quien añade que desde el punto de vista espiritual, la leche materna incorpora un torrente de vitalidad que causa que el desarrollo del bebé sea más armónico. Así es como se considera en algunas tribus selváticas donde ven la leche materna como un alimento sagrado.

Existen algunos métodos para aumentar la calidad y cantidad de la leche materna. Cada cultura utiliza los suyos: por ejemplo, en algunas zonas de África aumentan el consumo de Yuca durante la lactancia las mujeres, o no comen determinado tipo de carne.

Alimentos que en nuestro entorno pueden ser beneficiosos serían: levadura de cerveza o cerveza sin alcohol 0,0, alga espirulina, consumo de kéfir, aumento del consumo de vegetales crudos y cereales…

Una infusión directamente indicada para el aumento y calidad de la leche sería la siguiente: a partes iguales semillas de anís, semillas de hinojo, comino, y si el problema persiste se añaden hojas de ortiga. Se toman como mucho tres tazas al día, no más para evitar diarreas en el bebé.

En la próxima entrada os enseñaré una práctica de relajación y meditación para amamantar conscientemente.

Rosa Navarro.
Comadrona-Acupuntora.
https://www.facebook.com/ComadronaAcupuntora?ref=tn_tnmn

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s